Preteimagen - preteimagen.com
Información General

Información y Preparación
Resonancia Magnética Mamaria

La Resonancia Magnética de Mama (RMM) es un procedimiento que puede estar indicado, principalmente, en las siguientes situaciones:

  • Estudio de extensión locorregional (mama y ganglios de la zona) de cáncer de Mama. Es decir, para una mejor valoración del tamaño del tumor y para diagnosticar otros posibles focos tumorales, que hayan podido pasar desapercibidos en la Mamografía y/o Ecografía Mamaria.
  • Evaluación del estado de las prótesis mamarias.
  • Evaluación previa al inicio de un tratamiento neoadyuvante (antes de cirugía) en el cáncer de mama, y seguimiento de su respuesta terapéutica.
  • Cuando en el estudio radiológico mamario convencional (Mamografía, Ecografía Mamaria, etc) se detectan hallazgos dudosos o no concluyentes.
  • Seguimiento rutinario de las pacientes con antecedentes personales de cáncer de Mama, sometidas a cirugía conservadora.
  • Control rutinario de las mujeres con moderados/elevados factores de riesgo, junto con la Mamografía.
  • Valoración previa y seguimiento posterior ante determinados procedimientos de reconstrucción mamaria.
  • Paciente con enfermedad metastásica demostrada, sin tumor primario conocido y elevada sospecha de que éste se encuentre en la Mama, a pesar de la negatividad de la Mamografía o Ecografía Mamaria.

La RMM debe realizarse en instalaciones con la dotación tecnológica necesaria para explorar la Mama. Es decir, no todas las instalaciones de Resonancia Magnética están dotadas para realizar RMM.

Durante la exploración (que tiene una duración aproximada de unos 40 minutos), la paciente permanece acostada boca abajo, con sus mamas colocadas en una bobina/antena específica para ello. Antes de colocarse boca abajo, un/una Técnico en Radiología (TER) tomará una vía intravenosa, para introducir, posteriormente, el contraste.

EFECTOS ADVERSOS/SECUNDARIOS:

Los propios de la Resonancia Magnética (véase información correspondiente en el apartado de Información y Preparación- Resonancia Magnética).

Para realizar correctamente una RMM, siempre resulta necesario introducir medio de contraste (Gadolinio). Tan sólo si se pretende evaluar exclusivamente el estado de las prótesis mamarias, puede prescindirse del contraste. Pero en este caso, no podrá estudiarse el estado de la glándula mamaria, ni detectar posibles lesiones malignas en la misma.

Salvo casos en los que se valoren exclusivamente las Prótesis Mamarias, para realizar RMM es completamente necesario introducir medio de contraste (gadolinio) por vía intravenosa. Por ello, comunique cualquier antecedente alérgico, preferentemente a la hora de concertar la cita, o antes de la exploración..

A pesar de no utilizar radiaciones ionizantes, comunique la posibilidad de embarazo, pues tanto la mera realización de Resonancia Magnética, en general, como la administración de Gadolinio, han de ser evaluadas cuidadosa e individualmente, puesto que no pueden descartarse efectos adversos sobre el embrión/feto.

VALOR DIAGNÓSTICO DE LA RESONANCIA MAMARIA:

El medio de contraste es necesario para detectar posibles lesiones malignas, pues éstas acostumbran a "captarlo" con mayor avidez que el tejido mamario normal, o que la mayoría de lesiones benignas. Sin embargo, existen lesiones benignas que captan mucho contraste, y lesiones malignas que no lo hacen.

Por ello, los resultados de la RMM han de interpretarse conjuntamente con los de la Mamografía y/o la Ecografía Mamaria. E idealmente tendría que ser un mismo radiólogo (o equipo de radiólogos) quien lo hiciera.

Por lo tanto, la RMM es una prueba de gran Sensibilidad (capacidad para detectar muchas lesiones), aunque de moderada Especificidad (las lesiones detectadas no siempre son malignas). Esta es una de las razones por las que, con frecuencia, cuando estudia la RMM el radiólogo, éste requiera revisar las mamografías/ecografías anteriores, o bien deba llamarse a la paciente, para que se realicen nuevas pruebas.

Ello no significa que se haya detectado algo sospechoso, sino que el radiólogo necesita comparar los datos suministrados por la RMM con los proporcionados en la Mamografía y/o Ecografía, con objeto de obtener un diagnóstico más preciso y exacto.

PREPARACIÓN:

ES NECESARIO GUARDAR AYUNO DE 6-8 HORAS.

ES NECESARIO QUE ACUDA CON LAS EXPLORACIONES MAMARIAS PREVIAS, PARA QUE EL RADIÓLOGO PUEDA COMPARAR LOS HALLAZGOS

ES NECESARIO CUMPLIMENTAR UN FORMULARIO RUTINARIO DE RESONANCIA MAGNÉTICA
(véase más abajo el documento de consentimiento informado)


Descarga de Consentimiento Informado

« consúltenos cualquier duda »

« volver »